martes, 12 de enero de 2016

Deporte y escorts

Ser escort -o dama de compañía, por decirlo de una forma más suave- es una profesión que implica muchas cosas. Se tiene que tener una dieta sana y equilibrada, estar bien de salud, tener un buen cuerpo, cuidarse, etc. La mayoría son cosas superficiales, es cierto, pero es que todos sabemos que cuando se contrata a una profesional del sexo lo primero que se mira es el aspecto general de esa persona.


Ahora bien: no basta con tener un buen físico. De nada te sirve tener un cuerpo diez si luego empiezas a practicar sexo y aguantas dos polvos seguidos. Debemos tener en cuenta que el sexo es una actividad que desgasta mucho a nivel físico, y que cuando te dedicas a ello sabes que tendrás varias sesiones por semana, incluso más de una al día. Algunas escors barcelona han reconocido que han tenido que comprar complementos vitamínicos para poder llegar a todo. Aunque muchas veces se trata solo de la falta de ejercicio. Si se practicara deporte más a menudo, muchos de estos problemas desaparecerían.