Ser escort -o dama de compañía, por decirlo de una forma más suave- es una profesión que implica muchas cosas. Se tiene que tener una dieta sana y equilibrada, estar bien de salud, tener un buen cuerpo, cuidarse, etc. La mayoría son cosas superficiales, es cierto, pero es que todos sabemos que cuando se contrata a una profesional del sexo lo primero que se mira es el aspecto general de esa persona.

Ahora bien: no basta con tener un buen físico. De nada te sirve tener un cuerpo diez si luego empiezas a practicar sexo y aguantas dos polvos seguidos. Debemos tener en cuenta que el sexo es una actividad que desgasta mucho a nivel físico, y que cuando te dedicas a ello sabes que tendrás varias sesiones por semana, incluso más de una al día. Algunas escors barcelona han reconocido que han tenido que comprar complementos vitamínicos para poder llegar a todo. Aunque muchas veces se trata solo de la falta de ejercicio. Si se practicara deporte más a menudo, muchos de estos problemas desaparecerían.

Ejercicios recomendados

Lo que os traemos aquí es un pequeño listado de cosas que podéis hacer para mejorar vuestra resistencia física y mejorar también vuestra musculación.

  • En primer lugar, salir a caminar un poco cada día. Lo ideal sería ir a paso rápido o incluso a ritmo de footing, pero eso ya cada cual con su entrenamiento previo. Si nunca hacéis ejercicio os va costar un poco al principio, pero a la larga podréis correr media hora diaria sin problemas. Ahora bien, si queréis algo más asumible, basta con caminar media hora cada día como mínimo y ya está. Los beneficios son muchos y el esfuerzo invertido es muy poco.

 

  • Mejora resistencia de piernas y brazos: ser escort o actriz porno requiere a veces ponerse en posturas que no son del todo cómodas. Se pueden realizar ejercicios para fortalecer estas partes del cuerpo, como flexiones o levantamiento de pequeñas pesas. Esto último está muy bien: podéis buscar pesas de 1kg o así (que no supongan tampoco mucho peso, y menos al principio) o bien buscar bandas de peso que se ponen en las extremidades atadas con un sistema de velcro. Este sistema triunfa mucho porque una vez puesto te vas olvidando que lo llevas y acabas haciendo más ejercicio que nunca.

 

  • Bájate una app de entreno. Muchas personas van al gimnasio a realizar acciones tutorizadas o bien contratan a un coach personal (la gente con más dinero). Ahora bien, existe una opción más barata y asequible: el descargarse una app de training. Estas aplicaciones te ayudan a mantenerte en forma porque te van diciendo los ejercicios que debes ir haciendo a diario, y puedes ir anotando tus resultados y ver tus progresos. Es una forma de motivarse muy sencilla y que suele dar muy buenos resultados a las personas que lo han probado.